lunes, 9 de febrero de 2015

Taller pirulestas chocolate niños 2-3 años

Hoy un post alegre y dulce "Taller de piruletas de chocolate para niños de 2-3 años".
Hay quien dice que se ha de ser atrevido para hacer un taller con niños de 2-3 años, y más aún con chocolate de por medio. Pero he de decir que no se ensuciaron nada. Bueno, un poquito la cara y las manos, pero nada fuera de lo normal. Lo que sí hicieron es pasárselo muy bien.
 
Lo más importante es tenerlo todo a punto, preparado y organizado. Y como a mi me gustan hacerlo así, después no hay problemas y repito. La verdad es que nos lo pasamos siempre estupendamente.
 
 
 
No creáis que es un simple taller. Realmente requiere de unos días de preparación, porque a mi me gustan mucho los detalles y que los niños se diviertan. Así, que hay que tenerlo todo listo para el taller, sin tener que hacer preparaciones innecesarias que les aburran.
 
Primero teníamos que hacer una base dónde poner las piruletas. Pero no una base cualquiera, sino una bien mona.
Puse a trabajar a los pequeños. Lo primero hicimos unas bases de cartón en forma de estrella y Paula dibujó las dibujó.
 


Después las pintaron de blanco con la mano, con pintura para dedos. Se lo pasaron estupendamente y estuvieron un buen ratito entretenidos.

Pegué con silicona caliente unos vasos de cartón encima, les puse porexpan y papel de seda verde dentro y una tarjetita con el nombre del niño/a y el nombre del taller (así no se pierden)



 
En mis talleres siempre se hace alguna cosita más, y en este caso preparé unas coronas con platos de cartón en forma de estrella y unas pegatinas para que las decoraran.
 



Finalmente tan sólo queda el toque final, que es la decoración y los pequeños detalles. las piruletas han de ir decoradas con confeti de algún tipo. Yo les preparé en el centro de la mesa una corona con las pegatinas para que vieran lo que se ha de hacer (muy importante en niños pequeños, aunque me gusta hacerlo siempre), y papel de cupcake de diferentes colores con los toppings a poner. En cada color uno diferente, así que cada niño sabía que tenía que coger uno de cada color: unos confeti de colores, unas mini nubes y unos mini confetis de navidad.

 
La mesa bien preparadita con una cajita con el nombre de cada niño y el plato para hacer la corona. Así, tan sólo tienen que sentarse dónde les toca y hacer el precioso taller.



 
 
Vasos con los nombres y botellas especialmente para la ocasión.

 

 
Guirnaldas, pompones y nidos de abeja que hacen el ambiente más infantil y festivo.
 

 
Y el resultado no lo puedo enseñar porque no querían dejar sus piruletas para que hiciera la foto. SE LAS QUERÍAN COMER!!!.
 
Así que os enseño las que hice de muestra, pero he de decir que las suyas quedaron igual de estupendas. Y supongo que buenísimas por la cara que ponían al comerlas.
 

 
Espero que os haya gustado y recuerdo que los talleres están siempre abiertos a cualquier petición.
 
Un saludo!!!

3 comentarios:

  1. Que ganas de comerse alguna, no me extraña no se dejaran ni hacer la foto, jajaja...
    Besines guapa
    by Ana Minaya

    ResponderEliminar
  2. que paciencia tienes linda! es de preparar cursos y más para niños debe ser mucho trabajo pero me imagino que muy satisfactorio! las paletas se ven muy ricas , por cierto date una vuelta por mi blog te deje una sorpresa! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que me encanta tanto la preparación del taller como el taller en sí. Se lo pasan estupendamente y se portan muy bien!!!.

      Los niños cuando quieren son muy aplicados!!

      AHH, y gracias por la nominación!!!

      Eliminar